29 d’octubre de 2000

MATAGALLS DESDE SANT MARÇAL

Si hay un lugar idílico en otoño es el hayedo de las faldas del Montseny. Nos animamos a recorrerlo desde la zona de Sant Marçal en dirección a la cima del Matagalls.
Las fuertes rampas se tornan peligrosas con la caída de la hoja que esconde las peligrosas raíces de los árboles.


Hasta el punto de enterrar a quien se despista. 


Salimos de la zona más cerrada del recorrido y atravesamos este famoso punto rocoso en dirección a Coll Pregón.


Más abajo, el bosque encendido de color.


Enfrente el cordal de Agudes-Turó de l'Home.


Superados los últimos metros alcanzamos la cumbre de Matagalls coronada por su venteada cruz.


Allí, el jameo de rigor y para abajo.