27 de gener de 2002

MATAGALLS DESDE SANT MARÇAL

Matinal al Matagalls desde Sant Marçal, donde hemos dejado el coche. Subimos con Dani por el hayedo. Hace fresco pero no excesivo para la época en que nos encontramos.


Las primeras rampas que nos encontramos ponen a prueba nuestras piernas.


El sol se cuela por entre los troncos de los árboles.


Y las raíces tratan de esconderse bajo las hojas caídas, Hay que ir con cuidado.


Superadas las primeras cuestas, el terreno se suaviza y tiende a llanear hasta llegar a la zona de Coll Pregón.


Subimos con lo puesto menos un botón, como quien dice.


La zona del Samon y el Sui desde un claro del bosque.


Cazador cazado.


Zonas rocosas.


Encaramándome sobre las rocas para la foto.


Menudo par de patas para un banco.


Coll Pregon, a lo lejos el Matagalls.


Encontramos algo de nieve en el bosque antes de llegar a la cima.


El Plà de la Calma.


Montserrat en la lejanía.


Llegando a la cima.


Dani en la cima del Matagalls.


No se aprecia el vendaval que soportamos...


Vistas hacia el cordal Agudes-Turó de l'Home.


Descendemos de nuevo hacia Coll Pregon.


Vsstas espectaculares hacia la Cresta de Castellets a les Agudes.


Y también hacia el Turó de l'Home.


¡Lo hemos conseguido!


Y por fin, de nuevo en Sant Marçal.


Desde donde se nos muestra un Pirineo bastante poco innivado para la época.

20 de gener de 2002

SOLO EN EL PEDRAFORCA

El Pedraforca me recibe una fría mañana de enero con sus galas de invierno y la tartera totalmente cubierta de nieve. He venido a buscar un paso más en mi proyección montañera.


Llego con el cielo tiñéndose con las primeras luces del alba.


La norte del coloso empieza a recibir sus primeros rayos de luz.


El sol sale en el horizonte.


Dejo atrás el mirador de Gresolet y subo hasta el refugio. La nieve está presente desde muy abajo.


He elegido la tartera nevada para acometer la ascensión.


En la parte baja de la tartera. No coincido con nadie en toda la ruta.


El asunto gana en desnivel.


Un vistazo atrás.


Agujas en el Calderer.


Llegando a la Enforcadura, todavía queda un rato.


Un último vistazo al par de guantes, uno de ellos resbaló y debe estar todavía perdido en la base del Pedraforca si nadie lo ha encontrado.


Paredes del Pollegó Inferior.


El sol se asoma por encima de ellas.


Desde la Enforcadura, un último esfuerzo para alcanzar el solitario la cima del Pollegó Superior.


Vistas desde la cima hacia el Calderer.


Vistas desde la cima hacia el Pollegó Inferior y la Gallina Pelada.


Desde la cima se puede ver el aparcamiento de Gresolet.

1 de gener de 2002

AÑO NUEVO EN EL MONTSENY

Año nuevo, vida nueva. La idea surgió unas horas antes vía messenger. Estábamos hablando con Dani y decidimos acercaros por la mañana al Montseny sabiendo que casi seguro no encontraríamos a nadie; y así fue.

Un buen rato de carretera nevada hasta llegar a la Font de Passavets. El silencio es absoluto en el reino del manto blanco.

La pista que asciende al Turó de l'Home está totalmente cubierta de nieve. Un gustazo disfrutar de la zona sin gente.

Las últimas nevadas todavía aguantan en las ramas de los árboles. Ayuda bastante la niebla que tapa las vistas.

Un arbolito joven que lucha por sobrevivir.

Estamos llegando a la parte alta del bosque, allí donde éste termina.

A mis espaldas , ¿el Turó?.

Un buen rato después alcanzamos la cima del Turó de l'Home, pero nos hicimos la foto de cima en la caseta para huir de la desagradable sensación que nos produce el aire.

A Dani se le congelaba hasta la perilla. Ja ja ja ja ja.

Rodeamos la parte acondicionada del Turó y nos fotografiamos con lo que debería de ser Les Agudes al fondo.

Comenzamos a caminar por el bosque en dirección a les Agudes, pero unas placas de hielo en la parte alta del cordal nos hicieron desistir.

Ascendemos el cercano Puig de Sacarbassa y prometemos volver a terminar la faena.

De nuevo en el bosque nos volvemos hacia el Turó; pero erramos a la hora de escoger el camino de bajada y nos dimos cuenta una hora más tarde!!!!!!!!!!!!!!!.

Volvimos a subir hasta la cima y conseguimos localizar la buena traza que nos devolvería a Passavets, donde llegamos con las últimas luces del día.