21 de març de 2004

PEDRÓ DE PEGUERA. 2077 m

A los pies del Roc de Peguera se encuentra el pueblo abandonado de Peguera, un conjunto ruinoso muy acorde con el medio.


Allí llegamos por la tortuosa pista de tierra con un turismo, Dani y yo.



Teníamos la intención de ascender el Pedró de Peguera por su vertiente norte sin conocer demasiado bien el inicio del camino.


Nos pusimos a caminar por una de las pistas que ascendían la colina más cercana y tras un rato de incertidumbre enseguida dimos con la pista buena.


No era una subida demasiado larga ni pesada, pero aun así nos detuvimos varias veces a descansar y consultar el mapa.


La sorpresa nos llegó en la cima: una "mierda pinchada den un palo" marcaba el punto culminante.