26 de febrer de 2006

Mola d'Estat, nieve y calçots...


Ayer, domingo 26 de febrero de 2006, nos reunimos con unos amigos al pie de la Mussara (Tarragona) para subir el pico de la Mola d'Estat (1135 m).Hasta aquí todo correcto si obviamos el hecho de que había AVISO METEOROLÓGICO por nieve y lluvia en la zona.

Carmina, Anna, Sergi y yo salimos de Barcelona a eso de las 7 de la mañana y llegábamos a l'Espluga de Francolí a eso de las 8:15. Un cafecito en un bar rodeados de fotos de Monte Perdido. En cuanto Joana y Luís aparecieron, nos adentramos en los bosques cercanos al monasterio cistercense de Poblet. Un viento, una lluvia y un frío que calaba en los huesos invitaban a volver a casa, pero "ya que estamos aquí...".


Nos calzamos botas y polainas y nos adentramos en el húmedo bosque. Cada vez más viento y más lluvia,; hasta que de pronto...¿¿NIEVE??. Sí, a 800 metros nevando y con un aire de mil demonios.
Alcanzamos la cota 1100 metros que es atravesada por una amplia pista que atraviesa toda la sierra. Anduvimos medio perdidos un buen rato por culpa de unas discrepancias a la hora de la interpretación del mapa; aunque finalmente logramos alcanzar la ventilada cima de la Mola d'Estat. En su cumbre: tres cruces con un charco de agua delante y un precipicio detrás. Daba miedo no ver nada por culpa de la niebla y ver esas tres cruces al más puro estilo de pelis de terror.


Una bajadita rápida por el mismo camino nos condujo a los coches. El frío calaba en los huesos, íbamos mojados hasta las entrañas y sólo empezamos a recuperarnos un poco con la calefacción del coche.

De allí pusimos rumbo a nuestro siguiente waypoint (el restaurante Gatim en l'Espluga de Francolí). Allí nos reunimos con el segundo grupo de amigos, que no se habían animado a venir al monte al ser sus retoños (Sergi y Bruna) todavía demasiado pequeños, aunque no creo que tardemos mucho en verles trotar por los caminos...
Una vez reunidos con Juan, Ana, Pep y Raquel empezó la parte gastronómica de nuestra kedada. Pudimos degustar unos calçots (cebollas tiernas a la brasa untadas con salsa romesco, típicas de la zona de Tarragona en estas fechas de finales de invierno), carne a la brasa, crema catalana y cava.


Acabadas las provisiones, y antes de volver cada uno a nuestro redil, ya empezamos a programar la siguiente salida, que será pronto.

"Abriendo Huella"

Hace unos meses surgió en mi cabeza una idea loca. Una de esas ideas disparatadas que quien me conoce sabe que surgen de vez en cuando de mi mente: ¿qué te parecería hacer un libro de fotos?.
La idea fue debatida ampliamente en ese foro de debate que es el interior de un coche donde pasas largas horas de viaje y finalmente fue aprobada por mayoría absoluta (2 a 0).
El siguiente paso era pensar qué íbamos a fotografiar, ya que teníamos mil y un temas y alguno más para elegir: desde lo más sencillo a lo más complicado y, claro está, escogimos uno de los más complicados dentro de nuestras posibilidades (no era plan de empezar a pensar en fotografiar la Antártida en bañador y chancletas...). El tema elegido era, como no, la montaña. La montaña engloba muchas posibilidades, así que teníamos que reducir el objetivo de nuestra empresa. Finalmente y tras varios debates volvimos a aprobar por mayoría que nuestro trabajo lo íbamos a centrar en hacer fotografías para publicar un libro sobre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en el pirineo oscense.
Para poder llevar a cabo empresa de tal magnitud nos informamos primero sobre el terreno con los guardas del parque, quienes nos dijeron que para ello era necesaria la consecución de un permiso administrativo de la dirección del parque nacional. Nos pusimos en contacto con el Ministerio de Medio Ambiente a mediados de octubre de 2005 pidiendo información acerca de los pasos a seguir para pedir dichos permisos.
Su respuesta fue clara: `para poder llevar a cabo dicho proyecto necesitan ustedes un permiso administrativo que se concederá, previa aprovación por la junta administrativa del parque, tras estudiar un resumen de los objetivos tanto de fotografía como de editorial, que ustedes van a tener que remitir a las oficinas del parque nacional".
A principios de 2006 acabamos de redactar esos objetivos y los enviamos al Ministerio de Medio Ambiente.
Una semana más tarde sonó el teléfono. Una voz masculina se presentó como el director del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y me anunció que nos habían concedido el permiso ministerial para llevar a cabo nuestro proyecto.
Unos días más tarde, un sobre del Ministerio de Medio Ambiente llegaba a casa con los permisos necesarios para fotografiar el parque nacional en su totalidad, así como los teléfonos del guarda mayor del parque y de nuestro contacto en las oficinas del parque nacional.


Lo demás ya es historia: fotos, montaña, fotos, aventura, fotos, KDDs, fotos, ilusión, fotos...
"Abriendo Huella" pretende ser un espacio de información acerca de nuestros progresos, pero también un buzón de sugerencias para todo aquel que quiera aportar su granito de arena en éste nuestro proyecto.
Pronto volveremos a pisar el parque...pero esa es otra historia y debe ser contada en otro momento

25 de febrer de 2006

Mi primera foto en el blog

La verdad es que tengo muchísimas fotos que podría publicar. Es difícil escoger pero la primera corresponde a la persona que está a mi lado en este difícil camino que es la vida (aunque ese camino, dicho sea de paso, también está lleno de buenos momentos que compartir). Mi mujer es a la vez mi mejor amiga y la persona con quien quiero pasar el resto de mi vida. Gracias por estar siempre a mi lado (en lo bueno y en lo malo).

PERÍODO DE PRUEBAS




De momento y hasta que vaya aprendiendo cómo funciona realmente este servicio declaro oficialmente en obras este blog. Espero solucionar las mil y una dudas que me surgen a la mayor brevedad posible.

Saludos.

MARC

24 de febrer de 2006

MENSAJE DE BIENVENIDA

BIENVENIDOS A MI NUEVO BLOG.
DESDE AKÍ OS MANTENDRÉ INFORMADOS DE ESAS COSILLAS QUE VAYAN SUCEDIENDO EN MI MUNDILLO MONTAÑERO Y DEMÁS

18 de febrer de 2006

BASSEGODA

La ruta de hoy parte de la pista que une Albanyà con el Puig de Bassegoda en la Alta Garrotxa. Se trata de un lugar privilegiado en todos los sentidos. Pese a su modesta altitud ofrece un sinfín de maravillas imprescindibles. Nos acercamos en coche por la larga y tortuosa pista de tierra y aparcamos el coche cerca del inicio de la ruta.


Desde donde estamos vemos a lo lejos el Puig de Bassegoda de 1373 metros de altitud.


El inicio del sendero se encuentra perfectamente señalizado con postes indicativos e incluso carteles que cuelgan de algún pino.


Vamos a seguir durante las mayor parte del camino las marcas del GR11. En ocasiones, como en la imagen, demasiado marcado.


Llegamos a la Creu de Sant Jaume y descubrimos que no hemos cogido nada para comer, así que me pego una carrerita hasta el coche para ir a buscar algo que picar.


Tardo un ratillo en aparecer mientras Carmina aprovecha la oportunidad para descansar.


Esperando.


Llegamos por el GR hasta el Plà de la Bateria, espléndido mirador de la zona.


Es justo ahí cuando abandonamos el GR y nso metemos de lleno en el bosque buscando el paso equipado del Bassegoda.


Varias cadenas facilitan la trepada a la cima.


Carmina en plena subida.


Posar trepando o posar trepando.


Alguna que otra clavija en la parte final de la trepada.


Contraluz en la cima.


Foto finish de la ruta que completa una matinal de lujo muy recomendable para huir de las grandes aglomeraciones.

15 de febrer de 2006

ALBARDA CASTELLANA

Carmina está estudiando y tengo la mañana libre, así que aprovecho el solete que luce en el cielo para acercarme a Montserrat. Dejo el coche en la pista de la Vinya Nova, justo al lado del inicio del Camí dels Francesos marcado en naranja. Dicho camino asciende desde el sur hacia la parte alta del macizo y es zona perfecta para acceder al Sant Jeroni, pero el objetivo de hoy es otro: la Albarda Castellana, un pico secundario en Montserrat pero de gran importancia por ser techo comarcal.


Marcas naranjas durante el recorrido. Nadie en la montaña, es lo que tiene pasearse entre semana.


Una hoja en forma de corazón para Carmina.


Pronto salimos de la jungla montserratina y las primeras cimas aparecen ante la vista: l'Ajeguda.


A lo lejos otra de las cimas fácilmente asequibles caminando: el Montgròs.


Un descanso para tomar el sol a mitad de camino.


Desde mi lugar de descanso ya tengo posibilidad de observar la Albarda Castellana.


Mortadelo trepando en el conglomerado montserratino.


Foto de cima en el techo del Baix Llobregat.

12 de febrer de 2006

PIES DESCALZOS Y JACUZZI EN ORDESA

Esta vez nos reunimos un grupete bien majo de amigos en los aledaños del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Voy a aprovechar la oportunidad para seguir con mi trabajo de reportero para el libro que tenemos en mente. Nos acercamos el sábado 11 de febrero desde Ainsa hasta las faldas del Castillo Mayor, un coloso de poco más de 2000 m que limita con el Parque Nacional y ofrece unas magníficas vistas del vecino parque.


Dejamos los vehículos cerca de la carretera entre Puértolas y Escuaín. Nos calzamos las botas y decidimos no cargar con material de nieve porque parece estar bastante limpio.


Al poco de subir encontramos un peaje que Pablo se encarga de cobrarnos haciéndonos pasar por debajo del tablón...


Vamos avanzando por las sucesivas terrazas bajo los contrafuertes del Castillo Mayor.


Seguimos terraza tras terraza mientras el terreno se eleva. Al fondo los Sestrales en el Cañón de Añisclo.


En la parte alta empieza a aparecer nieve, al menos a lo lejos.


Tan contentos estamos con las fotos que nos metemos de lleno en un berenjenal... con la nieve en la cintura badeando un nevero que a priori parecía transitable.


No con pocas dificultades conseguimos salir del nevero.


Encontramos un buen paso a través de la nieve que nos permite cruzar hacia el otro lado y continuar ascendiendo.


Mientras Txus se refresca un poco y se fuma los pastos los demás aprovechamos para descansar.


Desayuno de hermandad.


Seguimos monte arriba y vamos evitando los neveros que cubren las rocas karsticas.


El karst del castillo mayor es una trampa donde fácilmente puede partirse un hueso.


En la parte alta las vistas que no hemos tenido durante la ascensión a aparecen ante nuestros ojos: desde el Taillón hasta las tres Marías pasando por las Tres Sorores.


Foto de cima a 2020 m: Txus, Carles, Kepa, Zuriñe, Raúl, Pablo y yo.


Regresamos por el mismo paso abierto antes en el nevero.


Por la tarde, pese a encontrarse LEJÍSIMOS, nos damos un paseo desde el bungalow hasta la zona del jacuzzi del camping. Un lujo estar en una piscina calentita cuando fuera a penas se sobrepasan los 5 grados positivos.


Por la noche nos reunimos todo el grupo alrededor de la mesa y se unen varios amigos que han llegado hace poco.


El domingo partimos de Ainsa hacia el pueblo de Nerín y ascendemos por pista hasta la Plana Canal donde nos equipamos con nuestras raquetas de nieve.


Desde Cuello Arenas nos desviamos hacia la zona de la Estiva, para poder hacer una circular por nieve y disfrutar de las cercanas montañas de Ordesa.


Batacazo de Raúl.


Inmortalizando el momento.


Collado de Añisclo y Tres Marías como telón de fondo.


Foto de cima en la Estiva: Itxaso, Pablo, Kepa, Íñigo, Joana, Luis, raúl, Zuriñe, pablo y yo.


El camino de bajada pasa cerca del pico Mondoto. AL otro lado del Cañón de Añisclo se observan los Sestrales y más lejano, el Castillo Mayor.


Durante el descenso: nieve.


Y mucho barro.


Al final el balance es totalmente positivo pese a la rueda que pinchó Raúl al descender por la pista de Nerín. por cierto, muchas gracias a Pablo por los crampones que ha confeccionado para Mortadelo. Los tendré que guardar en una caja porque están muy afilados...