24 de febrer de 2007

ORDESA : un año Abriendo Huella

Hace ya un par de meses que dimos por finalizada nuestra labor fotográfica en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Desde ese día estamos trabajando intensamente en nuestro proyecto editorial: seleccionando imágenes, redactando textos, traduciendo esas líneas al inglés y al francés y buscando información en montones de libros y guías sobre la zona.
En ocasiones hemos pedido consejo a la gente que ha venido siguiendo el proyecto desde el principio tanto en www.mendiak.net como en www.ordesa.net y gracias a sus opiniones hicimos hace cosa de un mes un boceto de la portada de nuestro libro.



Os dejo un video para que lo disfrutéis:


14 de febrer de 2007

San Valentín

Qué bonito es pasar el tiempo amándote,
planeando días de placer y bienestar,
construyendo juntos nuestra vida;
alcanzar nuestras metas una a una,
solucionando problemas
y pasándolo bien.
Me gusta que seamos los mejores amigos del mundo
y hagamos que nuestros sueños se hagan realidad.
TTYM.

11 de febrer de 2007

Zaragozando

Zaragoza me trae recuerdos de fiestas, gente, ruido, tambores, algarabía, trajes regionales, cachirulos y jotas desgarradoras a altas horas de la madrugada. Son varios los años que he visitado la capital maña con motivo de sus fiestas. Hace años que sólo la veo de día, pero siempre he querido acercarme de nuevo a comer un bocadillo típico de aquí, de esos que los extranjeros ni sueñan que existe y que tampoco sabrían inventar: el de calamares con salsa picante.


Desde la carretera divisamos la cúpulas del Pilar, tantas veces visitado pero igual de impresionante cada vez. Pero antes de irnos a pasear un rato por sus calles, buscamos algo que nos pica la curiosidad...


Son las tres de la tarde cuando las campanas de la basílica retumban por la amplia, soleada y extraordinariamente limpia plaza. Allí estamos nosotros.


Desde el Pilar nos acercamos a pie hasta el Calamar Bravo que para muchos es el bar de Zaragoza donde mejor sabor tiene el bocadillo de calamares. No entro en la discusión, porque me da igual, pero la primera vez que estuve en la capital aragonesa, un maño me llevó allí a probar tan suculento y típico manjar. Así que yo repito. Estaba cerrado, ya que por la mañana parece ser que abren unas pocas horas. Eso nos desilusionó bastante, pero decidimos callejear un poco por las calles del centro y esperar a que abriesen a las 18 h.


La noche la pasamos en Tarazona. Nuestra intención era subir el domingo el Moncayo, pero un inoportuno banco de nubes espesas y sobretodo un vendaval que dificultaba incluso el caminar, nos obligaron a dejar nuestros planes de ascensión al gigante para otra ocasión más propicia.


Ya tenemos excusa para volver a Zaragoza a comer calamares bravos...


Y una jotica para terminar...

9 de febrer de 2007

Pastelitos by Carmina

Hace días que no os pongo pastelitos, así que hoy vamos a pillar todos un empacho. Hay distintas variedades, así que quien no quiera probar algo, que coja otra cosa.

TARTA DE SANTIAGO

PAN DE LECHE

TARTA RELLENA

HOJALDRE CON NATA

MERENGUE

BROCHETAS DE FRUTA Y CROCANTI

TARTA DE QUESO

TARTA DE MANZANA

GALLETAS CON CHOCOLATE


BON PROFIT!!!!

El copyright de los pastelitos, galletas y demás manjares que aparecen en este post son propiedad de la pastelera.

4 de febrer de 2007

El Cervino catalán: les Agudes

Les Agudes, o el Cervino catalán como a mí me gusta denominarlo, es un pico de 1703 metros situado en el macizo del Montseny. Existen infinidad de rutas para ascenderlo: desde sencillas pistas forestales que ofrecen al visitante un magnífico paseo por el hayedo más meridional de Europa hasta interesantes itinerarios en terreno casi vertical, como la cresta de Castellets.


Es uno de los picos que más veces he hollado desde que empecé a caminar y trepar por las montañas y allí me ha pasado casi de todo.
La primera vez que ascendí a la cumbre, lo hice en compañía de un amigo, Alberto. Salimos un día de febrero de 2001 desde el collado de Sant Marçal y ascendimos por la pedrera de la cara norte. Éramos novatos en la montaña y nos pareció una hazaña digna de mención. Los años me han confirmado que es uno de los picos más complicados que tenemos cerca de casa.


Un año más tarde salimos de Barcelona con mi amigo Dani el día 1 de enero de 2002. Subimos al Turó de l'Home con la montaña bien cargada de nieve. Subimos por la pista con intención de hollar el Turó y seguir el cordal hasta les Agudes, pero un inoportuno viento helado, la niebla y sobretodo el hielo que cubría el camino nos hizo desistir de ascender nuestro segundo objetivo del día. Nos quedamos en el Pic de Sacarbassa a unos 100 metros de les Agudes, y sin apenas desnivel que salvar. Prometimos regresar para acabar la ruta.

Un par de meses después, en marzo, lo conseguimos. Hat trick en el Montseny: Turó, Sacarbassa y Agudes. De nuevo con Dani.

Han tenido que pasar unos años para que regresara. El 4.2.2006, con Carles, tuvimos una aventura de las que no se olvida fácilmente. Salimos de Sant Marçal con intención de subir les Agudes por la cresta de Castellets. Había hielo en algunos pasos y por culpa de una de esas placas de hielo nos separamos en un paso que Carles ya había superado, pero que yo no alcanzaba. Decidimos seguir itinerarios diferentes: yo cramponé por el bosque nevado hasta el collado de Agudes y él debía seguir por la cresta, pero un poco más arriba decidió descender al bosque.

Eso se convirtió en una trampa, ya que el único que llevaba material de invierno era yo. Me llamó angustiado desde la mitad de una pala nevada. Yo ya había hollado la cumbre hacía un rato y estaba tomando el sol cuando me llamó indicándome su posición. Me fuí a buscarle y tardamos unas 3 horas en salvar los escasos 200 metros de desnivel que le separaban de la cima.

Fui dando patadas a la nieve dura para que él pisara un terreno menos peligroso. Finalmente, a las 16 h, hollamos juntos la cumbre.

El domingo 4.2.2007 hemos vuelto con intención de acabar lo empezado el año pasado, pero cargados con todo el material de invierno por si acaso. Hemos conseguido avanzar un tramo más de la cresta.



Estamos contentos, pero no conseguimos acabar la vía de los Castellets porque hubo varios factores que nos echaron atrás: el calzado que llevábamos no agarraba lo suficiente a la roca, hacía viento y sobretodo, no teníamos claro si podíamos abandonar la vía una vez metidos en el último tramo de 150 metros hasta la cumbre.

Decidimos postponer la conclusión de la vía para otra ocasión más propicia y descendimos hasta el camino que nos llevaría hasta el collado de Agudes.


Desde allí, a la cumbre: mi 5ª vez si contamos que el año pasado pisé el techo de la montaña 2 veces en 4 horas.

Vistas desde la cumbre.

El descenso por la pedrera y el bosque estuvo lleno de nuevos proyectos y de intenciones de terminar la cresta de Castellets más adelante.

3 de febrer de 2007

Serrera 2913

Es un hecho que este año no hay nieve en el Pirineo. Salvo algunas excepciones, el manto blanco que debería cubrir las montañas más altas de la cordillera axial no se ha presentado todavía...¿resultados del cambio climático o simplemente una paradoja del buen tiempo que hemos disfrutado desde diciembre?.
Son las 6 a.m. del sábado. Salgo de casa dirección a Ransol, frente a las estaciones de sky de Soldeu, en Andorra. Este valle es el que tuvimos ocasión de recorrer para ascender el Pic de l'Estany Mort hace poco más de un mes.


El terreno está nevado, pero nada de esa nieve ideal para progresar, sinó restos incómodos de las nevadas de hace unas semanas. La progresión es fácil evitando pisar la nieve que hace que me hunda hasta casi la rodilla en más de una ocasión.
La disposición del manto nival es caprichosa, ya que las laderas están más o menos cubiertas de blanco según su orientación y según la cantidad de sol que reciben a lo largo del día. El circo de Ransol ofrece vistas a los picos de Cabaneta, Pala Rodona, Pala Alta...


Un poco más arriba debo aplicarme a fondo para abrir huella en una treintena de incómodos metros de nieve.


Superada esa pala, contemplo los helados lagos de Meners con los picos anteriormente mencionados como telón de fondo.


Me impresiona especialmente la elegante estampa del Pic de la Cabaneta.


Un poco más arriba debo calzarme los crampones para afrontar una pala de nieve más helada que el resto que me permite por fin disfrutar de la ansiada superficie blanca.


Pero la alegría dura poco al contemplar como el terreno rojizo que debería estar cubierto de nieve, más allá de los 2500 metros, es un auténtico barrizal.


No vuelvo a pisar nieve hasta que alcanzo el penúltimo collado del día, desde donde disfruto de una magnífica visión de mi objetivo, el Pic de la Serrera.


Una magnífica pala de nieve de un centenar de metros me acerca a lo alto de una entretenida arista, no demasiado aérea, que supero sin demasiadas dificultades. A mitad de pala encuentro un refugio.


Vistas desde la arista hacia el Pic de la Serrera.



Un poco más arriba decido soltar lastre y atacar los últimos 150 metros de desnivel sin apenas peso. Cojo el GPS, la cámara y poco más para alcanzar la cumbre unas 4 horas después de haber empezado a caminar. Las vistas son magníficas mire hacia donde mire.


Para volver decido ir directamente por la pala de nieve practicando autodetenciones con piolet, más rápido, más divertido y más seguro; sobretodo después de haber visto el estado de la roca. El regreso lo hago en apenas una hora y media, primero por nieve y luego por hielo. En total han sido 6 horas de intensa y fría actividad invernal en un terreno más propio del mes de junio que de las fechas en que estamos.