22 de novembre de 2009

Sant Jeroni. 1236 m

El domingo, la segunda jornada de la KDD CATALANS. Algunos repetimos otros no. Esta vez nos encontramos a los pies de la montaña de Montserrat cerca de la zona de Vinya Nova.


Emprendimos el Camí dels Francesos y desde la Vinya Nova hasta la cumbre fuimos disfrutando de los placeres del monte, entre ellos, los frutos del madroño.

A lo lejos ya divisamos la punta del Sant Jeroni, techo montserratino.

Tras la parada de rigor para comer, emprendimos el tramo final que enlaza con la ruta que sube desde el Monasterio. Totalmente acondicionado con cemento y escaleras...

Cima en un día radiante.

Achuchón.

Perdidos en Montserrat, ni mapa ni GPS...

Nos ponemos en camino, el olor al licor de cebada nos guía.

Lo encontramos.


21 de novembre de 2009

Matagalls. 1696 m

Estamos a finales de noviembre en la primera de las dos jornadas de la KDD CATALANS del foro de mendiak.net. Nos encontramos a los pies del Turó de Collformic para atacar la cima del Matagalls desde allí mientras otro grupo sube desde Viladrau. Nos encontraremos, si no nos perdemos antes, en Sant Segimon.

Primeros pasos de la familia de 4.

Otros como los caracoles, con la casa a cuestas.

Habiendo ascendido el primer tercio de la ruta A, nos damos cuenta que vamos directos a cima y que perderemos la pista del grupo que sube por la ruta B, por lo que un grupillo descendemos para seguir la ruta A mientras el resto asciende directamente por la ruta C.

De nuevo en el buen camino hay tiempo para corretear por entre las hojas caídas del bosque.

En Sant Segimon la ruta A y la B confluyen para ascender a cumbre. Allí nos juntamos con otro grupo de gente, amigos que hace tiempo que no vemos. Allí descargué de golpe 3 kg de mi mochila para pasárselos a Sergi que adquirió su ejemplar de nuestro libro de Ordesa.

Un poco más arriba de Sant Segimon, nos paramos a degustar las viandas lejos del viento que azota el macizo.

Seguimos ruta al encuentro de quienes se separaron del grupo A y llevan un buen rato esperando en la cima.

Los dos más pekes de la KDD.

Ya vemos allá a lo lejos la cruz qe señala los 1696 m del Matagalls.

Foto finish todos juntos.

Momento de jameo.

Momento de descanso. Al final descendimos todos por la ruta C y llegamos a Collformic.

Contraluz.

La merienda.

Ruta circular que seguimos quienes seguimos la ruta A para enlazar con B y descender por C.


14 de novembre de 2009

Vendaval en el Bastiments

El pasado sábado, como casi cada año, nos animamos a ir a Vallter con intención de subir el gigante de Ulldeter, el Pic de Bastiments, que con sus 2881 m corona el circo. Comenzamos a subir desde el refugio (a 15 minutos del coche) y pronto divisamos a lo lejos nuestro objetivo.

Paso a paso, sin correr, fuimos ascendiendo por suaves laderas moteadas de nieve dejando atrás el refugio de Ulldeter.

La nieve es blanda y más o menos agarra, el hielo resbala: primera lección del día.

Una parada contemplativa de vez en cuando nos sirve para reponer fuerzas.

Ante nuestros ojos se muestra ya el murallón que nos separa del Coll de la Marrana. A la derecha, a lo lejos todavía, el Bastiments.

El acceso al Coll de la Marrana, prácticamente libre de nieve.

Últimos metros de tranquilidad...

Estamos en lo alto del Coll de la Marrana, a nuestra espalda el Bastiments.

Nada más alcanzar el collado, un fortísimo viento nos azotó con fuertes rachas por lo que decidimos ladear un poco la montaña buscando alguna zona más resguardada. Las rachas superaban con creces las previsiones de viento que ya conocíamos de antemano y a punto estuvimos de darnos la vuelta. Ese viento, si hubiese habido nieve en cantidad o niebla, pudo llegar a ser de lo más peligroso.

Seguimos abriendo huella.

Poco a poco alcanzamos zonas más resguardadas del Gran Eolo.

Los últimos 100 metros, ya sin viento, los disfrutamos pisando las primeras nieves de la temporada. Algo testimonial, eso sí.

A punto de alcanzar la cumbre.

Blanca, Enrique, Carmina, Kira y yo a 2881 m con un viento mucho más flojo de lo esperado.

Descenso por pista negra. Kira poco a poco fue aprendiendo el noble arte del sky a cuatro patas.

Han ido pasando las horas y el viento ha ido amainando poco a poco pese a que todos tenemos ganas de dejar atrás el Bastiments y su viento.

Contraluz en el Coll de la Marrana.

Aprovechando la nieve para evitar el incómodo descenso por la pedrera.

Jugando y corriendo en un parterre de nieve resguardado.

Vivo o muerto?

Estado de las canales del Gra de Fajol a día 14 de noviembre. Poca cosa... esperemos que nieve y los intrépidos alpinistas puedan disfrutar de su deporte favorito.

Refugio de Ulldeter, más bien hotel.