15 de gener de 2012

TARTA BOTELLA

Nueva aventura pastelera con fondant (pasta de azúcar). Esta vez para homenajear a la madre de Carmina por su cumpleaños. Le preparamos una tarta en forma de botella de cava metida en una cubitera.

Comienza el proceso con la elaboración de tres bizcochos para ganar la altura de la base del pastel.

Se recortan para poderlos asentar unos sobre otros y se parten por la mitad para rellenarlos con mermelada de fresa.

Separamos las partes y las numeramos antes de comenzar a montar.

Relleno de mermelada y empapado con una mezcla de licor de fresa. Tras este proceso, reservaremos los bizcochos mientras se empapan bien de toda la mezcla que llevan mientras nos ponemos en marcha para elaborar la parte de la botella. En internet encontramos varias formas de realizarla: con bizcocho (opción desestimada) o con un conglomerado de chocokrispies (opción elegida).

Para los RKT (Rice Krispies Treats) seguimos bastante al pie de la letra lo indicado en esta receta:

En primer lugar, constatar que tenemos los ingredientes: mantequilla, chocokrispies y nubes de azúcar. Podemos empezar.

En una olla previamente preparada con spray antiadherente, ponemos la mantequilla y las nubes para que se deshagan juntas.

Espátula de silicona para ir removiendo la pegajosa mezcla.

Finalmente se forma una masa muy pegajosa que debe quedar como se muestra en la imagen antes de terminar de añadir los ingredientes.

Sin sacarlo del fuego se echan los chocokrispies y se remueve con fuerza para formar una masa uniforme.

La mezcla estará lista cuando se formen los característicos hilos entre las partes, como si de una telaraña se tratara.

Dejamos enfriar ligeramente y nos mojamos las manos para ir compactando a mano los krispies. A medida que vamos elaborando la forma deseada, hay que ir comprobando que no se deshaga, ya que hasta que no se enfría, no hay que bajar la guardia: los krispies tienden a separarse.

Vamos obteniendo las primeras formas de la botella de nuestra tarta.

Un buen rato después, la botella está casi terminada.

Y el tapón de la botella, también.

Es hora de dejar que las formas se enfríen varias horas antes de seguir trabajando con ellas. Así que nos ponemos de nuevo con los bizcochos. Empezamos con una cobertura de fondant blanco para la parte superior, donde irá la botella.

La pasta de azúcar negra nos servirá para terminar la cubitera, sólo nos falta extenderla sobre la tarta.

Ultimando los detalles de la cubitera.

Cordón, hebillas y cintas de azúcar que parecen cuero.

Detalle de la parte trasera de la tarta.

¿¿Cuero??

Una mano de agua para hacer brillar un poco la tarta y esconder algún defectillo. Es hora de dejarlo por hoy. Mañana seguiremos con la botella, que sigue enfriándose.

Nos ponemos de nuevo en marcha forrando la botella de chocokrispies con fondant blanco sobre el que iremos decorando la tarta.

Base de la botella terminada.

Teñimos fondant en verde botella para simular el recipiente.

Y lo colocamos sobre la cubitera, apuntalándola con varillas de metal.

Detalles de la etiqueta y el sello de la botella.

Decoramos la parte superior con pintura comestible de color dorado pintando con pincel fino con cuidado de no manchar el resto de la tarta.

La espuma del cava se simula con pequeñas bolas de fondant blanco.

Y por fin, la felicitación escrita sobre la etiqueta de la botella con tinta comestible.

Sólo queda ultimar los detalles finales. En primer lugar los cubitos de hielo con fondant blanco. Hay quien lo hace con gelatina transparente, pero a nosotros nos gustó más en blanco.

Último cartucho: con pasta de goma amasamos una servilleta que decorará la tarta. Irene atenta a ver cómo se hace todo esto.

Con sumo cuidado, se coloca sobre la tarta.

Una vez colocada, la pasta de goma da el aspecto de una servilleta arrugada.

Original y copia.

Visión craneal de la tarta.

¡¡¡¡Felicidades Carmen!!!!


3 comentaris:

Zieft ha dit...

Sois unos autenticos artistas!!! ;)

Dulce Bocadito ha dit...

Impresionante! Y con cada paso de la tarta. Me ha encantado. Mañana cotilleo un poco más el blog, está genial.
Un saludo
Ana

MARC ha dit...

Me alegro de que te haya gustado Ana.
Un saludo desde la Península